Propina, gratificación y cobro por servicio

Un cliente puede dar una propina voluntariamente para expresar gratitud.

En el caso de pagos en efectivo, el cajero separará la propina del resto del efectivo (la cantidad que cubre los costos de la factura) y no está visible en la factura ni se rastrea de ninguna manera.

Al pagar con tarjeta, un cliente puede pagar una gratificación en adición al precio básico. Una gratificación del 5 al 20 % del precio es habitual cuando se brinda un buen servicio. Un cliente puede aceptar el porcentaje calculado o ingresar el importe en el teclado de la terminal.

 

La gratificación será visible en la factura.

El cobro por servicio es común para el sector de los servicios (por ejemplo, restaurantes). El cobro por servicio es opcional y el cliente puede solicitar modificar el importe o descartarlo por completo.

Si el cobro por servicio ya se añadió a la compra, no se le ofrecerá al cliente dar una gratificación en la terminal.

 

Las gratificaciones y los cobros por servicio se rastrean y son visibles en la factura.

Usted puede encontrarlos registrados en los informes de facturas.

Ninguno de estos cobros está sujeto a impuestos.

¿Tiene más preguntas? Enviar una solicitud

Comentarios